sábado, 24 de septiembre de 2016

El objetivo más importante


El póker es un juego competitivo, por tal razón el objetivo más importante del juego consiste en que podamos ganar, esa es la meta de todos los que juegan, al igual que lo es la diversión. Si el juego no nos divierte entonces las posibilidades de que podamos ganar también son nulas.

Por ejemplo si nos encontramos jugando una mano entre amigos, podemos decir que la victoria es algo que puede resultarnos ameno, sin embargo cuando se trata de un torneo las cosas cambian, puesto que la victoria supone ganancias en todos los sentidos. No solo es el dinero, también es la satisfacción de haber sido mejores que todos los demás.
Hemos mencionado antes que el verdadero arte de este tipo de juego, no solo consiste en hacer una excelente mano, sino que además el secreto se esconde dentro de la psicología que cada uno de nosotros pueda manejar, ese es el verdadero secreto con el cual podemos lograr nuestro objetivo de ganar.
Con psicología no solo nos referimos a controlar nuestras emociones con respecto al juego, sino también saber interpretar la de los rivales, de esta forma es cómo podemos ganar. Debemos tener presente señales como gestos del rostro o expresiones, también movimientos perceptibles que puedan darnos alguna clara señal.
Según los expertos por medio del control del factor psicológico dentro del juego, podemos entonces aprender a dominar otro tipo de arte como es del blufear, hacer faroles y fingir con el fin de despistar a nuestros contrincantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario