viernes, 30 de septiembre de 2016

Errores comunes que cometen los novatos


Ser un principiante es parte del proceso natural dentro del juego, además puede ser emocionante si se toma como parte del proceso de aprendizaje, aunque puede ser riesgoso de no corregirse a tiempo las fallas, ya que podríamos perder mucho dinero.
La mayoría de las personas se desaniman cuando pierden, pero no corrigen los errores, por ello es esencial que podamos considerar cuáles son esos errores comunes y cómo podemos cambiarlos.

  1. Hacer malas interpretaciones: es un gran error que se comete en ocasiones con respecto a las manos propias. Sucede que una persona logra apostarlo todo, pero luego se da cuenta que las cartas no eran tan buenas como pudo pensar.
  2. Hacer faroles sin experiencia: para lograr que esto sea en efecto una estrategia se requiere de tener muchos conocimientos dentro del juego. Un aprendiz o un novato que hace muchos faroles, claramente envía un mensaje de que realmente está nervioso y está perdiendo, esto hará que los demás logren destrozarnos en la mesa.
  3. Darnos demasiado valor: otro error que es común en los aprendices o novatos dentro del Texas Holdem, es pensar que realmente tienen o saben más que muchos otros. La realidad es que como novatos sabemos cosas, pero no tenemos todos los conocimientos. Esta sobrevaloración hace que en muchos casos cometamos errores por confiar demasiado en nosotros.
Estos son tres de los errores más comunes y más peligrosos cuando comenzamos con los juegos de póker.

martes, 27 de septiembre de 2016

El Texas Holdem y el cálculo de las probabilidades.




Hemos mencionado que el cálculo de las odds nos ofrece muchas posibilidades, especialmente cuando se trata de saber si debemos o no continuar con una mano. El cálculo de las odds se basa en poder hacer una división sobre el número total de las cartas que nos faltan por ver y el número de esas cartas que nos favorecen para tener una jugada ganadora.

Si bien puede parecernos en un primero momento como algo demasiado complejo, en realidad no lo es tanto, depende de la práctica y de cómo podamos hacer de esta operación un hábito dentro del juego que se traducirá en resultados positivos.
Cuando hacemos el cálculo siempre tendremos la misma pregunta al final, la cual consta de saber si debemos o no ir. La respuesta depende de la comparación que podamos hacer con respecto al tamaño que tiene nuestra apuesta o sobre lo que debemos poner con respecto al dinero del bote. Si tenemos un resultado positivo o beneficioso entonces la respuesta es que debemos ir definitivamente.
En una conclusión que nos ofrece un experto, podemos llevarnos esta premisa: para ir en una mano o apuesta, las odds dentro del bote siempre deben ser mayores que las que poseen nuestras manos.
Muchas de las plataformas o sitios web donde se juega Texas Holdem ofrecen una serie de calculadoras donde podemos observar la probabilidad, con esta herramienta podemos irnos familiarizando con los cálculos que hacen parte de las estrategias del póker.

sábado, 24 de septiembre de 2016

El objetivo más importante


El póker es un juego competitivo, por tal razón el objetivo más importante del juego consiste en que podamos ganar, esa es la meta de todos los que juegan, al igual que lo es la diversión. Si el juego no nos divierte entonces las posibilidades de que podamos ganar también son nulas.

Por ejemplo si nos encontramos jugando una mano entre amigos, podemos decir que la victoria es algo que puede resultarnos ameno, sin embargo cuando se trata de un torneo las cosas cambian, puesto que la victoria supone ganancias en todos los sentidos. No solo es el dinero, también es la satisfacción de haber sido mejores que todos los demás.
Hemos mencionado antes que el verdadero arte de este tipo de juego, no solo consiste en hacer una excelente mano, sino que además el secreto se esconde dentro de la psicología que cada uno de nosotros pueda manejar, ese es el verdadero secreto con el cual podemos lograr nuestro objetivo de ganar.
Con psicología no solo nos referimos a controlar nuestras emociones con respecto al juego, sino también saber interpretar la de los rivales, de esta forma es cómo podemos ganar. Debemos tener presente señales como gestos del rostro o expresiones, también movimientos perceptibles que puedan darnos alguna clara señal.
Según los expertos por medio del control del factor psicológico dentro del juego, podemos entonces aprender a dominar otro tipo de arte como es del blufear, hacer faroles y fingir con el fin de despistar a nuestros contrincantes.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

¿Cuándo retirarse?

Aunque pueda parecer exagerado realmente el error que más cuesta a los jugadores la pérdida de su capital, se basa simplemente en no conocer el límite, es decir, saber cuándo se debe parar. Pese a que el auto control se aprende con el tiempo, es una cuestión que puede corregirse.

Nunca debemos confiarnos del tipo de cartas que podamos tener dentro de una mano. Si bien en algún momento podemos tener una de las parejas más altas con altas posibilidades, jamás debemos olvidar que las cosas pueden cambiar.
Es necesario tener en cuenta el pre flop, en caso de que hayamos tenido una mala mano en ese momento, debemos parar y argumentar el por qué hemos continuado. Básicamente perderemos, sin importar nada más, así que la mejor decisión que podemos tomar para ese momento es la de poder retirarnos.
Siempre debemos recordar que las retiradas no son derrotas, son parte del proceso del aprendizaje y aceptar que algo no resulta, es parte de ser buenos jugadores, recordemos que un buen jugador reconoce el tipo de límites que posee.
Una de las mejores recomendaciones que realizan los expertos con respecto al Texas Holdem, tiene relación con el hecho de que un jugador debe ser capaz de aprender a esperar la situación perfecta, en la que sepamos que tendremos éxito.
Para tener buenos resultados se hace necesario que podamos aprender todo lo necesario, realizar buenos cálculos, conocer las apuestas y las manos que podemos hacer, a fin de tener mejores posibilidades.


domingo, 18 de septiembre de 2016

Controlando la mano


Cuando se habla de lograr controlar una mano, se trata de minimizar la mayor cantidad de errores que podamos cometer dentro del juego, pero logrando potencializar los errores cometidos por los competidores, con el fin de que podamos manipular las odds a nuestro favor.
Existen algunas formas en las cuales un jugador puede tener el control sobre la mano que se encuentra jugando, veamos cuáles son:
  1. Tener una posición ventajosa: cuando no existe ni un solo jugador que comience como agresor, entonces el poder recae sobre el jugador que tiene posición. Esto es elemental para lograr controlar la mano.
  2. Sé un agresor: para ser un agresor debes saber cómo se comporta, básicamente se trata de la persona que apuesta y que aumenta cada vez a fin de igualar, esta persona siempre es el agresor.
  3. Inicia con el temor: dentro del Texas Holdem, lo importante es lograr que los oponentes puedan temernos dentro de la mesa, lo mejor es que seamos nosotros, así podemos tener el control sobre las manos.
Si bien otra persona puede asumir el rol de control en cualquier momento del juego puede perderla y con ella convertirnos nosotros en el siguiente con poder.
  1. Contar con información: la información es poder, aquella persona dentro del juego que cuenta con información especialmente relacionada con la mano, es la persona que tarde o temprano tendrá el control sin importar qué suceda.
Puedes ser muy agresivo, pero si no cuentas con información sobre el juego, tarde o temprano perderás la posición de poder y de control.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Consejos importantes para jugar al Texas Holdem.

Uno de los mayores problemas a los cuales se enfrentan las personas que desean jugar al póker es que no saben cómo comenzar a ser un buen jugador, si bien es cuestión de práctica, hoy queremos compartir algunos de los mejores consejos.

  1. No jugar todas las manos: es uno de los errores más comunes y el que más se menciona, ya que los novatos suelen hacerlo con frecuencia. Jugar más no significa ganar más, lo importante es saber cuándo jugar y cuándo parar, para ello debes tener un control interno de jugadas o de dinero, así aprenderás a no gastar energías ni dinero.
  2. Evitar beber en exceso: no se puede negar que una copa de vez en cuando puede ponernos en sintonía, pero cuando exageramos perdemos todo el control. O bebemos o apostamos, pero no podemos hacer ambas.
  3. Farolear en exceso: muchos novatos o principiantes consideran que hacer muchos faroles es parte del juego. Si bien se hace, eso no es un argumento o una herramienta que nos permita ganar siempre.
  4. Seguir hasta el final solo porque has apostado: otro de los errores que se cometen dentro del Texas Holdem es que muchas personas que son principiantes continúan una mano hasta el final, sabiendo que no cuentan con posibilidades, esto es un error, no solo pierdes dinero, también tiempo valioso.
  5. No jugar si tenemos mal humor o estamos deprimidos: cuando jugamos y perdemos, por lo general esto afecta nuestro humor, podemos sentirnos muy irritados o deprimidos, en ninguna de estas circunstancias es aconsejable seguir jugando.